12 marzo 2008

El símbolo y el tabú

El 11 de marzo se publicó este libro del cartonista gringo Sam Gross titulado (en español) "Tenemos maneras de hacerte reír: 120 cartones graciosos de esvásticas". Sin duda el tal Gross desmitifica este símbolo hitleriano "prohibido", que es uno de tantos tabúes con los que cargamos. Los mexicanos tenemos un chingo, como el sexo, la religión, el buen Caballito Negro o La Purgatoria. No sé si estés de acuerdo o no, pero puedes comentar o mentar lo que sea... o arrojarme la primera piedra en libredepecado@gmail.com

7 comentarios:

tazy dijo...

uuuuuuuuuuuuuuuuh, nuevo agregado a mis links...

bueno lo haré el sábado pero de que agrego el blog, lo agrego...

flotante dijo...

Los tabues son bonitos, no buenos, solo bonitos.

Y déjeme decirle que los cartones están estupendos!!!

Cuídese...

Psyche dijo...

jaja vientos, io no le veo ningun pero a la purgatoria... y al igual que del caballo negro, acá tienes una nueva fan que amenaza con leer.

Janistika dijo...

Hola, me encantó tu blog..

te agregué a mis links recomendados.

Saludos y... que Dios nos bendiga a todos, siempre.

Amén shalalá.

José Eduardo dijo...

Ya haciendome a un lado de los comentarios chuscos, yo soy de la opinión que es cierto que no hay qué olvidar la historia para no volver a cometer los mismos errores (que según veo hoy en día nadie aprende realmente nada).
Pero afortunadamente la vida sigue, y algo que también se debe aprender es a ganar fortaleza de las penurias del pasado y también a madurar tanto como individuos como comunidad. Es por ello que es una práctica sana el saber reirnos de todo y tener una postura firme, mas no inflexible.
Te saludo a tí como colega blogger pensante y también como ser humano.

¡Shalom!

José Eduardo dijo...

Por cierto, hubiera sido muy enriquecedor que Hitlercito también nos diera su opinión como personaje y como profesor de filosofía.

Chalí dijo...

Gracias y saludos, San JOSÉ EDUARDO.

Aprecio los comentarios. De hecho tanto Hitler como muchos otros irán apareciendo poco a poco. El tiempo irá diciendo.