18 mayo 2010

Una cena en el mall

No sé exactamente por qué, pero ésta es una de mis cenas favoritas.

Quizás por la soledad que refleja el Cristo en medio de puro extraño. Sin duda es un contexto y una situación en que la gran mayoría ha estado.

-----------------

Sobre el caso de Diego Fernández de Cevallos, sólo puedo decir que no es un secuestro igual que al del resto de la gente.

A nosotros (ricos, pobres y rejodidos) nos secuestran para extorsionarnos. Pero a este político, ni al más imbécil de los secuestradores se le ocurriría privarlo de su libertad para extorsionar a la familia, puesto que lo que más tiene la familia Fernández es eso: dinero.

Lo más seguro es que los fines sean políticos (léase un golpe al PAN o al Presidente Calderón), por lo que es muy probable que lo veamos de cuerpo completo en una Purga de "nuevo ingreso"... ¡O peor!, que nunca sepamos nada más de él.


Salud y bienestar para quien se deje.

Chalí

4 comentarios:

Kenneh!! dijo...

simon, esta medio turbio eso, pero uno nunca sabe

José Eduardo dijo...

Por alguna razon a mì me hace sentir tristeza esta ultima cena. No es cálida y alegre como las demás

joel BD dijo...

Aunque puede que tengas razón, creo que esas cosas no se dicen, no seas cabrón... mejor ponte e dibujar y postea más seguido HUEVON!

Chalí dijo...

JAJAJA... Aunque puede que tengas razón, en que yo sea "HUEVÓN", me desprenderé de mi flojera por un minuto para responderte:

Me encantaría pasármela dibujando y posteando, pero para eso necesitaría que me mantengas con un salario decente. ¿Puedes hacer eso?
De lo contrario, me veré obligado a TRABAJAR en lo que por ahora sí me da de comer. Es simple, ¿no?

Y por otro lado... ¿Por qué dices que "esas cosas no se dicen"?
Para eso son los blogs. Para decir lo que más te plazca ¡libremente!
O qué, para hablar de eso ¿necesitas el permiso y aprobación de Dios, del mismo "Jefe" Diego... de tu mamá, o de quién?

Saludos y gracias por escribir, Joel BD.
Chalí